Una conversación en Barcelona

¿Te conté ya que a finales de agosto fuimos a Barcelona, a la ciudad del Mediterráneo, la ciudad cosmopolita, la ciudad de la Sagrada Familia y de las Olimpiadas del año 1992?

Hacía muchos años que yo quería ir. No sólo por la ciudad, claro: total no sería por conocidos o amigos que ya fueron a Barcelonay que dejaron bien claro lo increíble, maravillosa y hermosa que es. También porque allí vive mi tía y ya hacía años, y años, y años, que le había prometido una visita. Ya casi se pensaba que no quería visitarla. Y no fue tampoco por ganas de viajar. Supongo que aun no había dado con el momento ni con la persona con la que compartirlo.

¿Sabes que nos pasó? Que justo habíamos pensado salir dos días antes del atentado de las Ramblas y como habíamos decidido viajar con nada cerrado, pues pensamos que sería buena idea retrasar la marcha. Total… muy mala suerte tendríamos que tener para no encontrar dónde dormir por el camino, ¿no? Tampoco habíamos planificado las visitas en Barcelona: la única idea inicial era llegar para ir a las fiestas del barrio de Gracia, y perderlas si que fue una verdadera lástima.

Yo ya le había dicho que era gallego así que entonces ella me preguntó sí no me importaba que me hablase en catalán.

Por suerte una semana después era la semana de las fiestas de Sans… y habría castels… y música… y correbous… Ninguno de los dos los habíamos mirado antes nada de eso. Así que a pesar de que aquel día estábamos cansados de movernos por toda la ciudad, al final quedamos hasta tarde en una fiesta muy vecinal, muy popular, muy llena de color y alegría, y saltamos y chillamos con las chispas y las luces, y nos reímos y disfrutamos sin parar al paso de los grupos de chicos vestidos de demonios.

Castels en las fiestas Sans
Castels en las fiestas Sans

Pero pasó algo, pasó algo que no es extraordinario en una situación normal, pero que en aquellos días (aquellos días que aún son los de hoy) de hastío y de aburrimiento con tanta chorrada de la separación de Cataluña y de la unión del país español, para mí fue digno de ser contado.

Mientras mirábamos una “coia” haciendo unos castels me puse a hablar con una señora para preguntarle por las fajas de los hombres y de las mujeres. Yo ya le había dicho que era gallego así que entonces ella me preguntó sí no me importaba hablarme en catalán. Yo le contesté, sin ningún tipo de sentimiento de malestar, que no me importaba, todo lo contrario, y que sí no entendía algo, se lo preguntaba.

Correbous en las fiestas de Sans

Correbous en las fiestas de Sans

La señora siguió hablando, esta vez en catalán y al contrario de lo que podría parecer, me entendía perfectamente con ella. De pronto se me ocurrió y le dije… “Mire, si usted me habla en catalán y yo le entiendo perfectamente, yo, si no le importa, ¡le voy a hablar en gallego! Malo será, ¿no?” Y así, contra todo pronóstico, acabamos, aquella mujer de Sans, Barcelona, Catalunlla y yo, el Inghlés de Vilagarcía, Pontevedra, Galicia, cada uno hablando en la lengua con la que nos habían parido al mundo y haciendo pedazos, sin ningún tipo de violencia, el mito de la Torre de Babel y la incomprensión de los humanos.

Así que, que puedo decir, ¿Pedro? Que el que quiera entender que entienda y que hable. Que hable mucho. En cualquier idioma. En Catalán, en Castellano, en Gallego o euskera se le apetece. Y en cualquier lado, en Pontevedra o en Barcelona. Que tanto da porque los únicos que no se quieren entender son, como dice la canción… “máis só os ignorantes, e férridos e duros, imbéciles e escuros, non nos entenden, non”.p>

Venga Pedro, luego te cuento del resto del viaje por Barcelona. ¡Que tengas buen día!

Correbous en las fiestas de Sans

Correbous en las fiestas de Sans

Correbous en las fiestas de Sans

Correbous en las fiestas de Sans

Correbous en las fiestas de Sans

Correbous en las fiestas de Sans

Correbous en las fiestas de Sans

Correbous en las fiestas de Sans

Correbous en las fiestas de Sans

Correbous en las fiestas de Sans/i>

Correbous en las fiestas de Sans

Correbous en las fiestas de Sans

Correbous en las fiestas de Sans

Correbous en las fiestas de Sans

Correbous en las fiestas de Sans

Correbous en las fiestas de Sans

Correbous en las fiestas de Sans

Correbous en las fiestas de Sans